Sinfonía Fotográfica

Una composición de Dagoz inspirada en los braceros

sinfoniafotografica

A lo largo de 50 metros, el artista Dagoz realizó una composición donde los personajes y objetos transportan con nostalgia a la historia e identidad de Mexicali, así como recuerdan las travesías de los trabajadores de campos de algodón y de los migrantes braceros en la época de los años cincuenta, quienes cruzaban de México a Estados Unidos. Los elementos de esta obra están inspirados en relatos y fotografías de archivo facilitadas por el coordinador del Archivo Histórico del Municipio de Mexicali, Óscar Hernández.

Hasta los años sesenta, en el mismo sitio donde Dagoz pintó este mural, se ubicaba la estación donde el tren Intercalifornia hacía la última parada antes de cruzar a Estados Unidos. La mirada recorre este mural por partes, entre viñetas de una clase trabajadora en busca de empleo y sueños al otro lado de la frontera.

Para Dagoz, este mural es de una importancia especial, por haber sido (hasta 2021) el más ambicioso que había realizado en cuestiones técnicas y también por tener un vínculo con su historia familiar. “Tengo un abuelo que fue bracero. Él probablemente cruzó por ese mismo lugar. Ahora ese espacio es un edificio que tuve la oportunidad de intervenir con un collage de fotografías coloreadas y recompuestas, ensambladas en una especie de sinfonía en donde se pretende generar un ritmo visual y acompasado”, menciona el artista.

Artista:

DAGOZ

(Zacatecas, 1993). David A. Hernández “Dagoz” es un artista visual del estado de Zacatecas, licenciado en diseño gráfico. Su obra se inspira en historias, costumbres y encuentros que tiene con la gente de a pie. Con frecuencia recurre al retrato. En su estilo permea un aire de pintura neoclásica, rococó, aunque también hace piezas con una gráfica de estilo pop e historieta. “Intento dedicar las obras y las piezas al lugar donde se realizan, hablar de la cultura y la identidad del lugar”, dice. Como muralista, ha trabajado en proyectos sociales así como para instituciones gubernamentales y para marcas privadas.

English version
Along 50 meters, the artist Dagoz created a composition where the characters and objects nostalgically transport the public to the history and identity of Mexicali, as well as recall the journeys of cotton field workers and migrant farm workers in the 1950s, who crossed from Mexico to the United States. The elements of this work are inspired by archival stories and photographs provided by the Historical Archive of the Municipality of Mexicali. Until the 1960s, the same site where Dagoz painted this mural was the station where the Intercalifornia train made its last stop before crossing into the United States. The gaze travels through this mural, between vignettes of a working class in search of employment and dreams on the other side of the border. For Dagoz, this mural is of special importance, because it was (until 2021) the most ambitious he had accomplished technically and also because it has a link with his family history. "I have a grandfather who was a bracero. He probably crossed that same place. Now that space is a building that I had the opportunity to intervene with a collage of colored and recomposed photographs, assembled in a kind of symphony where the intention is to generate a visual rhythm," says the artist. On a technical level, this mural became a "personal discovery in the plasticity of my discourse," he explains. The piece, on the façade of a disused building, managed to establish ties with the community. "The mural brought me very close to the people. Artists, citizens, media, people of all ages reacted positively to the mural. The neighbors really liked it," says Dagoz. "In the street, public art seeks to say something, to connect with someone and if luck is on your side, to be able to represent ideals or collective thoughts,'' he concludes.

Ubicación